Inicio Extracción

Tags

by Zaragoza Online

Proceso de Extracción 

 

Las nueces del 15% de los racimos de fruta fresca se separan del residuo sólido, o fibra de palma. Después se efectúa el proceso de la ruptura de las nueces para obtener las almendras (palmiste). Estas se someten a secado, el cual es indispensable debido fundamentalmente a dos razones:

-       Las almendras húmedas se vuelven mohosas después de un tiempo relativamente corto. 

 

-       Cuando las almendras se almacenan en estado húmedo, la acidez del aceite obtenido de ellas se incrementa con mayor rapidez.

 

La cáscara es enviada a la caldera donde se quema como combustible, y la nuez sin cáscara, llamada almendra, es enviada a la planta de palmiste. Una vez finalizado el proceso en la planta de Palmiste, se obtiene como resultado el aceite y un residuo llamado Harina de Palma.

Durante la purificación del aceite se obtienen grandes cantidades de orujo residual. El orujo de Aceite de Palma se ha venido empleando para la alimentación de los bovinos y de los cerdos en las plantaciones donde se produce. Los bovinos parecen aceptar en la ración hasta un 40% de orujo de aceite de palma sin el menor efecto nocivo. El orujo de Aceite de Palma y la Fibra de Palma prensada pueden combinarse en proporciones iguales y utilizarse seguidamente para constituir hasta el 50% de la ración de los rumiantes, pero no pueden conservarse más de un día y medio sin que se vuelvan inapetecibles. El orujo de Aceite de Palma Crudo o concentrado puede absorberse en harina de yuca o en Torta de Palmiste y secarse para preparar tortas de pienso.